Opinión

Coronavirus acecha Sonora

Por: Mario Campa

Mario Campa

El coronavirus avanza por el mundo sin tregua alguna y está cerca de declararse una pandemia por la Organización Mundial de la Salud. Al momento de escribir esta columna, un segundo caso había sido confirmado en México. Sonora está ahora flanqueada a diestra (Sinaloa) y siniestra (California).

Parece cuestión de tiempo para que Sonora resienta la cara dura de la globalización. Las afectaciones para la economía sonorense serán varias. En primer lugar, una disminución generalizada de la demanda global impacta directamente en economías abiertas al intercambio comercial como la mexicana. Sonora, entidad fronteriza y manufacturera, no es la excepción.

Un menor nivel de comercio provocaría aumentos de inventarios y caídas de producción. El sector automotriz es particularmente vulnerable a episodios de desaceleración mundial. Hay que agregar encima los paros ocasionados por el virus de las plantas armadoras en China y Corea.

Un segundo canal indirecto del virus—independientemente del número de casos registrados en territorio sonorense—es la disminución de servicios asociados al turismo. Destaca sobremanera el tráfico aéreo. Aeropuertos como el de Hermosillo también resienten una caída en la demanda de vuelos al bajar el número de interconexiones, pero también son afectados por un menor deseo de los hermosillenses de viajar a los epicentros del virus. Conciertos, maratones, parques de atracción e incluso eventos deportivos han sido cancelados en algunas de las ciudades más grandes del mundo.

Al tráfico aéreo hay que sumar el desplome de la industria de cruceros, así como la marcada caída en la actividad económica de casinos, plazas comerciales y demás lugares cerrados con afluencias masivas. Un tercer canal indirecto es la cotización de materias primas e insumos, como metales y granos. Si bien Sonora es medianamente ajena a las fluctuaciones del precio del barril de petróleo, el desplome del precio del cobre ante una menor demanda China sí impacta al emporio minero de Grupo México en la entidad.

Aunque es una buena noticia para el ambiente, no lo es tanto para los proyectos de expansión (p.ej., nuevos tajos) en ciudades como Cananea o Nacozari. Al reducirse los márgenes de ganancia de las minas por las caídas en los precios de los metales, ciertas extracciones pierden rentabilidad esperada. El oro es un caso especial. Aunque el viernes 28 de febrero los precios cayeron 4 por ciento en una sola sesión al convertir los inversionistas a efectivo sus posiciones en activos financieros, los precios alcanzaron un máximo de 7 años en días recientes. Al caer el rendimiento esperado de los activos bursátiles, el oro suele ganar atractivo como activo de refugio.

¿Cómo impactaría a Sonora? Hay que recordar que algunas de las minas de oro más grandes de México se localizan en la entidad. Al igual que en el caso del cobre, los planes de expansión dependen sensiblemente de los precios internacionales. El tipo de cambio es un cuarto canal de transmisión. La depreciación del peso mexicano ante el repunte de la volatilidad internacional ocasiona efectos encontrados para los productores sonorenses. Por un lado, incrementa el atractivo a nivel internacional de la carne, automóviles y demás productos exportados por la entidad.

Sin embargo, también incrementa el costo financiero de las empresas endeudadas en dólares y ocasiona un repunte en la inflación, pudiendo afectar los márgenes de ganancia de las empresas importadoras. Los cuatro canales anteriormente descritos afectan a la economía sonorense de manera indirecta. No obstante, la amenaza principal pasa por la proliferación de casos en territorio sonorense. La economía resiente sobremanera los paros laborales y la proliferación de enfermedades de contagio.

¿Están preparados el Isssteson, que actualmente pasa por una situación financiera crítica, o el Hospital General para atender un brote del virus? ¿Cómo mitigará la Secretaría de Educación el ausentismo privilegiando la salud de los estudiantes? ¿Permitirá el Gobierno del Estado el trabajo desde casa?

¿Se suspenderán eventos masivos? La estrategia de comunicación social ha sido uno de los puntos débiles del Gobierno Estatal durante el presente sexenio, como resultó evidente después de las manifestaciones del Movimiento Fuimos Todas en Hermosillo. ¿Estará el Gobierno Estatal a la altura de los tiempos y de las necesidades de una sociedad globalizada e hiperconectada? Ya veremos..  

EN ESTA NOTA
  • SONORA

Comentarios