MÉXICO EN CRISIS FORENSE, SONORA NO ESTÁ EXENTA

Especiales

MÉXICO EN CRISIS FORENSE, SONORA NO ESTÁ EXENTA

**El estado se encuentra entre los primeros del país con más cuerpos sin identificar y en las morgues se agota […]

**El estado se encuentra entre los primeros del país con más cuerpos sin identificar y en las morgues se agota el espacio para resguardarlos

Da clic aquí y descubre más información de Valor en nuestra página de Google News 

El país vive una crisis forense desde hace décadas. Existen alrededor de 52 mil personas fallecidas sin identificar en México, según cifras oficiales reconocidas por el gobierno. Sin embargo, el organismo “Movimiento por Nuestros Desaparecidos en México” detalló en su informe 2021 que este es el número reconocido oficialmente, pero se cree que son muchos más. Uno de los problemas más grandes de esta crisis forense se debe a causas internas y externas. Por ejemplo, la violencia que ha incrementado en los últimos años en todos los estados de la república, así como los pocos recursos económicos que hay para identificar los cuerpos que no son suficientes para lograrlo, por lo que el 60 por ciento de estos yacen en fosas comunes dentro de panteones públicos.

Los estados en donde existen más cuerpos sin identificar son Baja California, con 9 mil 98; Ciudad de México (CDMX), con 6 mil 701; Estado de México, 5 mil 968; Jalisco, 5 mil 738; Chihuahua, con 3 mil 943; Tamaulipas, 3 mil 788; Nuevo León, 2 mil 077; Veracruz, 1 mil 391; Sinaloa, con 1217; y Sonora, con 1 mil 205.

Los cuerpos sin identificar se relacionan con la violencia que se vive en México en el que las personas son “levantadas” o desaparecen. Esta crisis no se ha podido detener durante el mandato del presidente Andrés Manuel López Obrador, pues desde que entró al poder, van más de 21 mil personas desaparecidas, siendo uno de los sexenios en los que se han reportado más desapariciones a la mitad de la administración. Y es que el gobierno de la Cuarta Transformación es uno de los más violentos. De acuerdo con cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP), durante su mandato han muerto 91 mil 919 mexicanos de manera violenta. De este universo tan solo 4 de cada 10 personas han conseguido ser localizadas, según el Registro Nacional de Personas Desaparecidas y No localizadas (RNPDNO).

El 25 por ciento de las personas desaparecidas son mujeres, por lo que las autoridades vinculan al crecimiento de este sector con el tráfico de personas. La cifra total de menores sin localizar, más del 50 por ciento son mujeres. El 63 por ciento de las niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas se concentran en siete estados: Estado de México, Tamaulipas, Jalisco, Nuevo León, Veracruz, Puebla y Ciudad de México.

 LAS TUMBAS DE LA VIOLENCIA

Las fosas clandestinas se suman al problema de la localización de los cuerpos que se relacionan con la violencia del crimen organizado en México. El sexenio de Andrés Manuel López Obrador reveló que en 13 años se han encontrado 4.974 cuerpos en 3.024 fosas. Los estados que concentran el 81 por ciento de las personas desaparecidas con la actual administración son Jalisco, con 3,566; Guanajuato 1 mil 216; Tamaulipas, con 1 mil 206; Ciudad de México, con 1 mil 191; Nuevo León, 991; Sinaloa, 973; Michoacán, 735; Veracruz, 545; Guerrero, con 455;Chihuahua, 394.

Este número también se vincula con el aumento de homicidios dolosos que hay en dichas entidades; por ejemplo, en el caso de Jalisco, la cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SESNSP) muestran que desde 2019 estos delitos se fueron al alza en cotejo con otros años.

“Lamentablemente el estado de Jalisco tiene la cuarta parte de la desaparición de personas, pero el dato más significativo y representativo es el crecimiento de las denuncias de desaparición de personas en el estado de Guanajuato, que no figuraba en las estadísticas de desaparición de personas en los últimos años”, señaló el subsecretario de Derechos Humanos, Alejandro Encinas.  

EL DESIERTO, UNA GRAN FOSA COMÚN

En Sonora, la situación no es ajena ni mucho menor. La latente ola de violencia y el incremento de desapariciones desde 2018 a la fecha han abonado bastante. El informe ‘La crisis forense en México’ realizado por el colectivo ‘Movimiento por nuestros Desaparecidos en México’ revela que en el estado hay 1 mil 205 personas fallecidas sin identificar, es decir la décima entidad en el país. Además, de acuerdo con el informe las unidades de servicios forenses en Sonora se encuentran cerca del límite de capacidad para resguardar a las personas fallecidas, “con una capacidad para recibir menos de 50 personas fallecidas sin identificar”. Sin embargo, la crisis no es nueva y ha sido denunciada por los colectivos de búsqueda y documentada por la prensa local. 

UNA TUMBA SIN NOMBRE 

En octubre de 2020 Quinto Elemento Lab elaboró una investigación que lleva por nombre ‘Crisis Forense’ donde se revelan que en Sonora de 2006 a 2019 había mil 442 cuerpos no identificados; el 2018 aparece como el año con más cuerpos sin una identidad con 199, también se revela que todos los cuerpos están en una fosa común. De estos mil 333 son hombres, 44 son mujeres y 65 son cuerpos sin identificar. Los datos ofrecidos por las autoridades no ofrecen el lugar de muerte pero sí el porqué, donde destacan: accidente de tránsito, arma de fuego, condición asociada a cirrosis, golpe contundente, hemorragia cerebral, infarto agudo al miocardio como las principales causas de muerte según los datos obtenidos por Quinto Elemento Lab.

También de acuerdo con la investigación que lleva por nombre ‘Crisis Forense: Cuando las funerarias suplieron al Semefo’ se revela que en Sonora y otros 15 estados del país las autoridades han “delegado” en funerarias privadas el trabajo de los servicios médicos forenses, lo que habla por sí solo del tamaño del problema.

Con el inicio de la llamada “guerra contra el narcotráfico”, la capacidad de las instalaciones forense fue rebasada una y otra vez debido a la llegada masiva de cuerpos. Ante la falta de instalaciones adecuadaslas autoridades, en casi la mitad de los estados del país, han recurrido a funerarias para realizar necropsias, hasta llegar al punto de permitir al personal de esas compañías realizar los levantamientos de cuerpos, las exhumaciones e, incluso, encargan a las empresas el resguardo de cadáveres a la espera de ser identificados o reclamados.

“De cien cuerpos que encontramos sólo 20 son identificados aproximadamente y para ello se lleva a cabo un muy largo proceso que puede durar meses o incluso años. Hay cuerpos que han tenido dos años de estar en la denominada fosa común, siendo que la familia los busca en campo continuamente y están yendo a la Fiscalía y a Semefo constantemente. Esto nos indica que no están haciendo bien su trabajo, aunque es lo que les corresponde”, denuncia Cecilia Patricia Flores Armenta, líder del colectivo Madres Buscadoras de Sonora, expone que además de sufrir el ‘calvario’ de perder a ser querido también tienen que vivir otro para saber si el cuerpo que encontraron es o no su familiar.

Cinthya Maritza Gutiérrez Medina, representante del colectivo Guerreras Buscadoras de Sonora en Guaymas y Empalme, comenta que en la actualidad existen diversos factores.

“En primer lugar encontramos la cuestión de la genética. Hace apenas unos meses teníamos cerca de veinte cuerpos todavía sin identificar en el Servicio Médico Forense (Semefo) de esta región, ya que sabemos que este proceso es muy lento. En segundo lugar, nosotras creemos que este retraso se debe también a que muchas víctimas de homicidio no son de aquí, pertenecen a otras partes y mucha gente no tiene las condiciones económicas para venir hasta acá para hacerse su prueba de sangre, eso es algo que hemos observado comúnmente”, explicó. 

Agregó que otro factor fundamental en el tema de la identificación de cadáveres es la condición en la que se encuentra la osamenta. Sobre esto, detalló que cerca del 80 por ciento de los restos que han sido hallados desde noviembre del 2018 a la fecha en dicha región han sido calcinados, lo que dificulta más el proceso. “En el caso de los valles estamos encontrando muchos hornos clandestinos, por lo que es prácticamente imposible realizarles pruebas de genética a los cuerpos que son localizados en esos lugares, pues se encuentran calcinados”, aseguró. 

POCOS PERITOS PARA MUCHOS MUERTOS 

Esta crisis forense para el colectivo ‘Movimiento por nuestros Desaparecidos en México’ responde a un “incremento notorio en los niveles de violencia a partir del año 2006 que coincide con el cambio de la política de seguridad pública” pero también “a una marcada incapacidad del Estado, y concretamente, de los servicios forenses (…) el incremento acelerado de personas fallecidas sin identificación no ha sido correspondido con una proporcional expansión, capacitación y modernización de los servicios forenses”. A nivel país, sólo 13 servicios forenses reportaron contar con especialistas en antropología física, pero sólo con 30 profesionales en total. Sólo seis estados cuentan con técnicos y técnicas en radiología: nueve profesionales en total. San Luis Potosí y el Estado de México fueron los únicos que reconocieron tener especialistas en arqueología, pero sólo cuentan con una persona cada uno.

NUMERALIA

  • 52 mil personas fallecidas sin identificar existen en México, según cifras oficiales reconocidas por el gobierno. 

DATO: En Sonora de 2006 a 2019 había mil 442 cuerpos no identificados; el 2018 aparece como el año con más cuerpos sin una identidad con 199, aunque en 2020 y para este 2021 las cifras van en aumento.

DATO: Existe un convenio en el marco legal, firmado en 2016, entre el INE, Semefos, Procuraduría General de la República (hoy, Fiscalía), Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia y Fiscalías Generales de Justicia, el cual es válido para todas las entidades federativas. Éste permite y regula el intercambio de huellas dactilares entre el INE y las autoridades estatales y federales para la búsqueda e identificación de personas.

Con información de: Miguel Escobar y Alejandra Avalos

Lee también

Comentarios

Commentarios