Especiales

Modelos para mitigar la pandemia

El Estado Mexicano se encuentra a la vanguardia en los modelos de prevención y reacción contra la COVID-19, pero hay altos riesgos en su implementación

Omar Federico Quintana Nagano

Modelos para mitigar la pandemia.

Modelos para mitigar la pandemia. Fuente: Internet

Ciudad de México.- Hay varias formas de hacer frente a una pandemia. Modelos que si bien no se implementan a rajatabla, sirven como guías de acción y que son propuestos por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

El temor, el miedo ante esta incertidumbre internacional que ha traído la expansión de la COVID-19, ha hecho que todos aventuremos una opinión sin tener conocimiento de estos modelos.

El maestro en economía regional por el CISE, Óscar Juárez Flores, señala que se distinguen tres modelos generales.

Está el modelo ortodoxo o tradicional, el de tecnología poblacional y el de historia natural de la enfermedad; cabe decir que no son sistemas puros y que los países a menudo utilizan modelos híbridos pero sirven como guías”, detalla el académico.

Cada uno de los modelos y su implementación depende de la realidad, posibilidad, contexto y recursos de cada país. Ninguno tiene la capacidad de convertirse en una fórmula mágica que garantice el éxito ante esta emergencia sanitaria. Es por eso que la medida que utilizó Corea del Sur en su lucha por frenar los contagios masivos del virus, es poco replicable especialmente en Latinoamérica.

Modelo ortodoxo

Este es lo que se ha hecho desde las primeras epidemias o pandemias que se tienen registro: aislar a las personas sospechosas en cuarentena y a su red de contactos.

Va acompañada de medidas restrictivas a la movilidad, es decir, impedir que las personas salgan y si hay un brote importante en alguna región, impedir que esas personas salgan de esa localidad. Esto lo vimos en China, en Wuhan, 40 millones de personas estuvieron en cuarentena simultánea muy estricta. En gobiernos autoritarios se presta más porque de entrada tienen una población que está habituada a atender regímenes restrictivos,  sin embargo; países tradicionalmente democráticos como España e Italia han tenido que usarlo como una necesidad para reducir la velocidad del contagio. La desventaja de este modelo es que es el que más impacto tiene en la actividad económica”, expuso Juárez Flores.

Modelo tecnológico

El segundo modelo es el de tecnología poblacional que tiene en Corea del Sur su exponente más exitoso. En este modelo se busca la detección de casos confirmados y sospechosos de la forma más temprana posible y que sea acompañada de los recursos tecnológicos disponibles.

En el país asiático funcionó por ser una sociedad con casi un 100 por ciento de acceso a internet, más un territorio relativamente pequeño y un control fronterizo militarizado por su disputa con Corea del Norte. Países de occidente con similares condiciones económicas y sociales como Suiza o Estados Unidos señalaron que era un modelo inviable por la porosidad de sus fronteras.

Modelo inmunidad del rebaño

El tercer modelo es el de la historia natural de la enfermedad. Implementado por el Reino Unido y Holanda, en este modelo, explica el académico, se busca “la inmunidad de rebaño”.

Consiste en dejar fluir la enfermedad en su ciclo natural. Entra a un grupo de personas, las enferma, se incuba el virus, desarrollan los síntomas propios de la enfermedad y el mismo sistema inmunológico empieza a crear anticuerpos y eventualmente se recuperan y una vez recuperadas crean una inmunidad. Este modelo fue muy criticado desde que lo anunció el primer ministro porque dice la Organización de las Naciones Unidas (ONU) que no se conoce lo suficiente de la enfermedad y su comportamiento puede ser trágico”, sostuvo.

El modelo mexicano

Pese al clima mediático hostil que se vive en el país, el sistema epidemiológico nacional se encuentra a la vanguardia con su modelo, bautizado por el subsecretario de salud Hugo López-Gatell Ramírez, como 'Vigilancia epidemiológica para fenómenos generalizados' y que ya ha probado su eficacia en otros episodios epidémicos como lo es el zika o pandémicos como la influenza.

México tiene una gran ventaja en el sentido que estamos lejos del país de origen, esto ha dado tiempo para diseñar las estrategias y el modelaje y viendo cómo se ha ido moviendo el virus en el mundo. La primera fase en este modelo es muy similar al de la tecnología poblacional: se da un seguimiento caso por caso a las personas contagiadas que forzosamente son casos importados. Se aislan a ellos y a sus contactos con la trazabilidad para contenerlo y que su crecimiento no sea tan exponencial”, indica Juárez Flores.

Es en la Fase dos donde este modelo se diferencía del resto: se utiliza un sistema de vigilancia centinela, que son más de 400 hospitales o clínicas en todo el país que han sido capacitados para detectar oportunamente los casos sospechosos y confirmados de personas contagiadas.

A partir de esta semana vamos a empezar a escuchar por parte de las autoridades el número de casos confirmados, sospechosos y, lo más importante, casos estimados. Aquí es donde entra la complejidad del sistema de unidades centinela: a través de la estadística inferencial se puede estimar cuántas personas en determinada localidad están contagiadas. Es un sistema bastante preciso pero depende mucho de que estas unidades estén reportando todo en tiempo real”, profundiza el economista.

Esta estrategia tiene dos beneficios muy claros: la de eficientar los recursos sanitarios y detectar de forma temprana los brotes comunitarios para tomar las medidas de distanciamiento y contención social.

No vamos a ver en México una política nacional más allá de la Jornada Nacional de Distanciamiento Social, no veremos políticas generalizadas; van a estar focalizadas en comunidades o en zonas metropolitanas; el sistema no está diseñado para que haya una política uniforme a nivel nacional. Hay que esperar a ver cómo se va a ejecutar el modelo, al final es un modelo y depende de la implementación”, sentenció Juárez Flores.

El fin a partir de la fase dos de la pandemia es detectar los brotes comunitarios a tiempo: “López-Gatell ha sido muy enfático en que lo importante no es saber cuántas personas se enfermaron sino el saber gestionar a las afectadas adecuadamente y hacer que la distribución regional como temporal sea lo menos pronunciado posible. Se estiman muchos enfermos, como en todos los países, pero lo que está tratando de hacer este modelo es que se distribuyen a lo largo de las 12 semanas que se proyectan dure esta emergencia para no saturar sistema”, expuso el académico.

Los riesgos del modelo

La primera es el histórico déficit en el sistema de salud pública: se estima que hay 1.3 camillas hospitalarias por cada 10 mil habitantes que contrasta con las más de 100 que tiene Estados Unidos.

La otra es que es un sistema que depende mucho de la capacidad humana de las unidades centinela en estar actualizando la información para hacer las inferencias estadísticas. Alberto Díaz Cayeros, académico de la Universidad de Stanford, agrega otras incertidumbres al modelo de vigilancia epidemiológica.

La estrategia implica supuestos sobre la capacidad de nuestro sistema de salud. El más crucial tiene que ver con vigilancia epidemiológica. México aprendió mucho del H1N1, zika y del dengue pero en ciencias sociales sabemos que los Gobiernos y las burocracias frecuentemente fallan.

Cuando no hay incentivos correctos, los agentes del Estado ocultan información y son oportunistas (riesgo moral). Los actores humanos reaccionan, muchas veces mienten y desobedecen.

El Gobierno busca rastrear potenciales avenidas de contagio. Pero casos sospechosos es muy distinto del algoritmo usado en Taiwan, donde se usó información de cruces fronterizos y censos y se hizo la prueba a todos contactos, sin importar síntomas. Un último elemento es la vigilancia epidemiológica permanente en México. Los casos de influenza no muestran ninguna anomalía. Esto es, hasta la semana diez. Sabemos que en China hubo un incremento de pulmonías aún antes de saber su causa”, explica Díaz Cayeros.

EN ESTA NOTA
  • COVID-19
  • MÉXICO
  • ESPECIALES

ACERCA DEL AUTOR

Comentarios

Más especiales

Suscríbete

Recibe lo mejor de Valor en tu casilla de e-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones