Especiales

Mantener buen servicio de alumbrado público: reto para Hermosillo

Producto de la cancelación de la concesión, este año se deberá pagar a la empresa ConLuz Hermosillo, Sonora  77.7 millones de pesos (6.4 millones al mes); el Ayuntamiento contará con 4.3 millones de pesos mensuales para iluminar la ciudad

Redacción Valor

Mantener buen servicio de alumbrado público: reto para Hermosillo.

Mantener buen servicio de alumbrado público: reto para Hermosillo. Fuente: Internet

Hermosillo, Sonora.- Aunque en el Ayuntamiento de Hermosillo se festeja como un triunfo político la cancelación de la concesión de alumbrado público, aún es poco claro si la recaudación por Derecho de Alumbrado Público (DAP) será suficiente para que el municipio brinde el servicio nuevamente y, sobre todo, que lo mantenga en un nivel óptimo.

Al anunciar la extinción del contrato de concesión, la autoridad municipal se comprometió a emplear solamente el cobro del DAP para pagar su deuda con la empresa concesionaria y operar de nueva cuenta el servicio de alumbrado.

Según la Ley y el Presupuesto de Ingresos 2020 del Ayuntamiento de Hermosillo, en este año la recaudación de DAP ascenderá a un total de 229.1 millones de pesos.

En contraste, de acuerdo con información proporcionada por el municipio, este año se deberá pagar a la empresa concesionaria 77.7 millones de pesos (6.475 millones al mes) por la inversión que realizó en el alumbrado público de Hermosillo.

En total, ya con intereses, se pagará por más de 12 años a la empresa un total de mil 441 millones de pesos, un equivalente de 3 años de recaudación del predial ó 6 años de recaudación del DAP.

Por otra parte, según el Presupuesto de Egresos 2020 del Ayuntamiento, en este año se deberán pagar adicionalmente 100.4 millones de pesos a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) por concepto de energía eléctrica del servicio de alumbrado.

De esta manera, el Ayuntamiento solo contará con 51 millones de pesos (4.3 millones mensuales) para brindar directamente el servicio de alumbrado a los hermosillenses, una cantidad inferior a lo que deberá pagar este año como indemnización a la empresa concesionaria.

Además, ahora el municipio deberá afrontar diversos gastos para otorgar nuevamente el servicio de alumbrado, como podría ser el caso de adquirir vehículos para dar mantenimiento y reparar luminarias en el área urbana y rural, comprar repuestos de cables, luminarias y postes dañados, además de cubrir gastos de papelería, gasolina y herramientas.

Por todos estos gastos y la difícil situación de las finanzas municipales, se antoja complicado que el Ayuntamiento pueda brindar el servicio sólo con lo que recaudará del DAP como se prometió.

Ante este panorama las opciones serían dos para el Ayuntamiento: Tomar recursos de otros ingresos como el predial, participaciones o el impuesto de traslado de dominio o bien subinvertir en el servicio, lo que implicaría un deterioro gradual para el alumbrado público de Hermosillo.

Esta nota incluye información de: Redacción Valor

EN ESTA NOTA
  • SONORA
  • HERMOSILLO

ACERCA DEL AUTOR

Comentarios

Más especiales

Decadencia urbana, un reto para Hermosillo.
Especiales

Decadencia urbana, un reto para Hermosillo

En los últimos años, Hermosillo ha ido perdiendo paulatinamente espacios públicos, centros de convivencia social, áreas verdes, y ese lugar lo han utilizado construcciones comerciales que hacen que la cartografía urbana sea de una estética monótona y violenta visual y auditivamente hacia sus propios habitantes

Por Redacción Valor

-

Suscríbete

Recibe lo mejor de Valor en tu casilla de e-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones