Opinión

La nueva sequía

Entre ayer y mañana por Hilario Olea

Avatar del

Redacción Valor

Reunión del Distrito de Riego del Río Yaqui.

Reunión del Distrito de Riego del Río Yaqui. Fuente: Internet

GOLPE AL CAMPO…Los productores del Distrito de Riego del Valle del Yaqui comentaron que están sufriendo la peor sequía de los últimos diez años. Esto significa que el volumen de agua en las presas no permitirá cultivar todo lo que se tenía planeado.

A esta situación hay que agregar ahora una sequía financiera que también tendrá un impacto duro en la agricultura, porque de acuerdo con el diputado Eraclio Rodríguez, presidente de la Comisión de Agricultura, de los 65 mil millones que recibió el sector agropecuario este año, para el 2020 se destinarán solo 46 mil millones o sea un recorte brutal de casi 20 mil millones de pesos.

Y lo peor no es eso, sino que el recurso se entregará de forma muy dispareja, pues la mayoría de este dinero se va al sur y sureste del país. Para los que realmente producen alimentos no habrá apoyos.

TRATO DISPAREJO…El Consejo Nacional Agropecuario dio a conocer el esfuerzo que hace este sector para la economía del país. En el primer semestre de este año creció en un 3.6%, y para valorarlo, hay que compararlo con la economía nacional que solo creció en el mismo lapso en un 0.3%.

Pero no solo eso, sino que el sector agropecuario aporta un superávit en la balanza comercial con más de seis mil millones de dólares.

La lógica diría que si un sector está dando resultados positivos y está aportando a la economía nacional, entonces hay que apuntalarlo y no dejarlo al garate y a que se rasque con sus uñas como está haciendo en este momento el gobierno federal.

También el sentido común dice que hay que apoyar a los que más producen y no al revés, porque entonces se caen en políticas populistas que al tiempo lo único que hacen es costar recursos y frenar a los que producen. Algo de lo más absurdo.

LO QUE ES PAREJO… Tienen razón los que abogan por ayudar a los más necesitados con el fin de nivelar la situación económica. Pero no por ayudar a unos, se va a castigar a los que hacen bien las cosas o porque son productores exitosos.

Esto resulta absurdo, porque si así fuera nadie en el mundo estuviera produciendo, porque está comprobado que las políticas paternalistas nunca han dado resultado, pues solo sirven para construir clientelismo electoral, pero no para hacer producir al campo.

Eso se vio en los sexenios populistas y mediocres de Luis Echeverría y José López Portillo. Mucho dinero a ciertos sectores del campo que no sirvió para nada. Bueno, si sirvió, para hacer más flojos y más corruptos a los pobres campesinos.

EL QUE NO SABE, NO SABE…Queda claro que los responsables del sector agropecuario no tienen ni la menor idea de como funciona el campo. Seguramente fueron buenos operadores electorales y de control político, pero pésimos trabajando para hacer que las cosas den resultados.

Porque solamente alguien de poco seso eliminaría programas como los de apoyo a la productividad y competitividad agroalimentaria y los de fomento ganadero.

Y los que dejan, los dejan con pocos recursos como el caso de los apoyos a la comercialización, al programa de fomento a la agricultura, de fomento de la productividad pesquera y acuícola, al de desarrollo rural y se proponen menores recursos al programa de sanidad e inocuidad agroalimentaria.

En pocas palabras, si quieren deben fingir que no saben. Y si muestran que saben, van a tener que aguantarse. Cuidado, porque el campo siempre pasa factura. En fin, por eso les digo, si tienen tele, ahí se ven.

ACERCA DEL AUTOR

Redacción Valor

Comentarios

Más especiales

Suscríbete

Recibe lo mejor de Valor en tu casilla de e-mail

Registrarse implica aceptar los Términos y Condiciones